Ir al contenido
Velocidad de reproducción:
Transcripción

Ahora que escribiste al menos un correo electrónico, comprendes los conceptos básicos de la comunicación por este medio. Para personalizar tus correos electrónicos, cambia el aspecto del texto. Puedes subrayar ciertas palabras, aplicarles negrita o hacerlas más grandes. A esto se le llama *formato*. Cuando se cambia el formato, se puede hacer que los correos electrónicos sean más fáciles de leer, enfatizar las palabras que son importantes o destacar fechas y horarios. Las opciones de formato de Gmail también se pueden usar en otras apps como Documentos de Google y Presentaciones de Google.

Para empezar, abre tu cuenta de Gmail y redacta un mensaje nuevo.

Escribe un correo electrónico sobre cualquier tema que desees. Tal vez quieras confirmar los planes que tienes con tu amigo o quieras enviarle más opciones para sus actividades juntos. Primero, escribe tu mensaje.

Cuando hayas terminado, cambia la apariencia del texto para personalizar la conversación o para que sea más fácil de ver. Para hacer esto, usa el mouse para destacar las palabras que desees cambiar. Luego, haz clic en el ícono de fuente que corresponda al cambio que desees implementar.

Cambia la fuente a *negrita*, que es un trazo más grueso con un color más oscuro.

*Subraya* el texto seleccionado.

Cambia el *estilo* de la fuente.

Cambia el *color*… O bien, cambia el *tamaño*.

Sin importar los cambios que hagas, elige un formato que sea fácil de leer y adecuado para el propósito del correo electrónico.

Si la fuente es demasiado pequeña, muy clara o de colores brillantes, puede dificultar la lectura del correo electrónico para el destinatario. Podría ser inapropiado para un correo electrónico profesional. Sin embargo, en un correo electrónico personal, puedes elegir opciones más divertidas. A continuación, agrega un vínculo a tu correo electrónico. Si completaste las actividades anteriores, creaste un documento en Documentos de Google y agregaste diferentes vínculos a sitios web que encontraste en tu búsqueda de actividades.

Sigue el mismo proceso para incluir vínculos en un correo electrónico. Elige una de las URL de tu documento de Google.

Destaca la palabra o palabras que desees vincular en tu mensaje.

Haz clic en el ícono *vínculo* en la parte inferior del correo electrónico.

Luego, pega el vínculo en el campo de dirección web en el formulario de la ventana emergente.

Si lo deseas, puedes cambiar tu enlace más tarde o eliminarlo, sin modificar el contenido de tu correo electrónico.

Si no deseas vincular ninguna palabra en particular en tu correo electrónico, pero deseas enviarle un vínculo a tu amigo, copia y pega una URL directamente en el mensaje.

Puedes elegir incluir la URL en lugar de vincular el texto si crees que el destinatario del correo electrónico querrá ver el nombre o el tipo de sitio web al que se hace referencia. Cuando envíes el mensaje, se creará de manera automática un vínculo en el que se puede hacer clic.

Recuerda tener cuidado cuando vincules diferentes sitios web. Asegúrate de que el contenido sea seguro de visitar, tanto para ti como para el destinatario del correo electrónico.

Por último, continúa con el siguiente video donde aprenderás a incluir una imagen.

Ahora es tu turno: ●Abre un nuevo correo electrónico.

●Cambia el formato del texto, como el color, el tamaño, la fuente o el énfasis.

●Agrega un vínculo. ●Continúa con el siguiente video.

Siguiente

Instrucciones

"
  1. Abre un nuevo correo electrónico.
  2. Cambia el formato del texto del correo electrónico.
  3. Agrega un vínculo.
"