Ir al contenido
Velocidad de reproducción:
Transcripción

En los videos anteriores, enviaste un correo electrónico a tu compañero o a ti mismo.

Practicaste cómo abrir correos electrónicos y responderlos.

En este video, aprenderás cómo determinar la credibilidad de un correo electrónico.

Decidirás qué correos electrónicos conservar y cuáles eliminar. Recuerda que solo debes abrir correos electrónicos de remitentes de confianza.

Algunas personas intentarán usar el correo electrónico para engañarte y que les des tus datos personales, contraseñas o información financiera haciéndose pasar por alguien que conoces. Es posible que recibas un correo electrónico que parece ser de un minorista conocido en línea. El mensaje podría decir que debes ingresar la información de tu tarjeta de crédito para completar un pedido. Puede que recibas solicitudes similares por correo electrónico que parecen ser de bancos o agencias gubernamentales, como el IRS. Esto se llama *suplantación de identidad (phishing)*, y es una práctica ilegal. Para evitar ser víctima de un plan de este tipo, revisa las líneas de remitente y de asunto de todos los correos electrónicos que recibas. Para comenzar, abre tu cuenta de Gmail en una nueva pestaña. Mantén este video abierto en una pestaña aparte para que puedas alternar entre ambas con facilidad. Como aprendiste anteriormente, cada correo electrónico incluye el nombre del remitente y una línea de asunto.

Deberías haber recibido varios correos electrónicos después de completar los otros videos de esta actividad. Cuando te envíes un correo electrónico, verás tu nombre como remitente. Sabes que eres una fuente confiable y que te enviaste un mensaje, por lo que es seguro abrir este correo electrónico.

Los amigos, miembros de la familia, compañeros de clase y compañeros de trabajo también suelen ser fuentes seguras. Si le diste tu dirección de correo electrónico a una tienda, organización o sitio web, es posible que estés en su lista de correo electrónico.

Puede que te envíen cupones, invitaciones a eventos especiales o actualizaciones sobre las actividades del grupo. El nombre del grupo debe aparecer como el remitente. Por lo general, es seguro abrir los correos electrónicos de remitentes conocidos, pero ten cuidado al hacer clic en los enlaces que contengan, abrir archivos adjuntos o divulgar tu información personal.

Los esquemas de suplantación de identidad (phishing) a menudo solicitan lo siguiente: ●Dinero ●Información bancaria ●Números de tarjetas de crédito ●Información personal, como un número de seguro social o de ID ●Contraseñas *Nunca* divulgues esta información por correo electrónico, incluso si crees que conoces al remitente. Si no reconoces el nombre de la persona que envió el correo electrónico, analiza si la persona es confiable.

Si no estás seguro, revisa el asunto. Una buena idea es revisar la línea de asunto de todos los correos electrónicos que recibas, incluso si crees que conoces al remitente.

Incluso a los remitentes de confianza les pueden robar o hackear sus cuentas de correo electrónico. Los correos electrónicos y sitios web de trampa en Internet a menudo parecen legítimos al principio, pero si los observas con atención, verás que algo no está del todo bien. Si desplazas el cursor sobre la dirección de correo electrónico, podrás ver que no es realmente de tu amigo o la empresa que dice ser. Si recibes un correo electrónico que crees que no es confiable, no lo abras. Elimínalo de tu carpeta Recibidos.

Para ello, marca la casilla junto al correo electrónico y, luego, elimínalo.

Si eliminas un correo electrónico por accidente, puedes recuperarlo en la carpeta Papelera.

Marca la casilla junto al correo electrónico que desees sacar de la papelera.

Luego, usa el botón de administración de carpetas para mover el correo electrónico de nuevo a tu carpeta Recibidos. Otra opción para eliminar correos electrónicos no confiables es marcarlos como Spam. *Spam* es el correo no deseado de la carpeta Recibidos de tu correo electrónico. Cuando marcas algo como spam, se elimina de tu carpeta Recibidos y se denuncia como un mensaje inseguro.

Marca la casilla junto al correo electrónico que crees que no es seguro.

Luego, denúncialo como spam.

¡Bien hecho! Aprendiste a administrar la carpeta Recibidos de tu correo electrónico luego de buscar los mensajes apropiados y eliminar el correo no deseado.

Ahora es tu turno: ●Revisa los correos electrónicos de la carpeta Recibidos para asegurarte de que los remitentes y la línea de asunto sean confiables.

●Elimina los correos electrónicos que no necesites.

●Marca los correos electrónicos no deseados como spam.

●Continúa con el siguiente video.

Siguiente
Instrucciones
"
  1. Revisa los correos electrónicos de la carpeta Recibidos para asegurarte de que los remitentes y los asuntos sean confiables.
  2. Elimina correos que no necesites.
  3. Marca los correos no deseados como spam.
"